PRODUCTOS SOLARES: ETIQUETADO

sun-bed-755943_1280

Esperamos que con los dos posts anteriores hayáis podido aclarar algunas dudas sobre estos cosméticos. En esta entrada del blog, nos centramos en exclusiva en el etiquetado de los productos solares, debido a su gran relevancia. Analicemos pues este tipo de etiquetado.

¿Qué debo de saber de la etiqueta de un protector solar?

Como vamos a hablar de etiquetado, aprovechamos para recomendaros releer el primer post publicado en QUIMI REACH sobre cosmética. En él hablábamos sobre la información que nos daba el etiquetado de un producto cosmético en general. Si los protectores solares son algo más especiales, ¿se diferenciarán en el etiquetado a un cosmético normal? Evidentemente, tenemos más información. Por lo tanto, deben cumplir todos los requisitos del artículo 19 del Reglamento (CE) 1223/2009 sobre productos cosméticos, y además con otros requisitos específicos para este tipo de productos cosméticos.

Desde la Comisión Europea ya se hacen referencias al etiquetado y a la publicidad como requisitos mínimos a tener en cuenta en estos productos. Vamos a enumerar la información extra que podemos encontrar en estos productos.

1) Factor de Protección Solar (SPF)

Como ya adelantamos en el post anterior, el SPF indica el grado de protección frente a los rayos solares UVB que se consigue tras una buena aplicación del producto. Este factor puede categorizarse de menor a mayor según la capacidad de protección:

  • SPF6: Protección Baja
  • SPF15: Protección Media
  • SPF30 / SPF50: Protección Alta
  • SPF50+: Protección Muy Alta

La alegación de SPF debe estar siempre acompañada por su símil en texto, incluso con el mismo tamaño de letra. Así si encontramos que se indica SPF30 debe poner al lado “PROTECCIÓN ALTA” o en su defecto “ALTA”.

La comunidad científico médica aconseja que, durante los primeros días de exposición directa, el factor de protección a usar sea protección alta o muy alta. De esta manera, iremos acostumbrando a la piel a esa radiación directa y prolongada, así se activarán los metabolismos internos para evitar consecuencias desagradables. Se podrá bajar la protección de manera paulatina, transcurridos unos días de exposición. Pero nunca hacerlo de manera rápida y brusca porque si no la piel actuará para protegerse ella misma formando eritemas o irritaciones molestas.

2) Protección UVA

Esta indicación alega que contiene filtros solares que actuan para protegernos de las radiaciones solares UVA. Si, además, el símbolo UVA aparece rodeado por un círculo quiere decir que se le ha realizado un estudio in-vitro y que cumple la recomendación europea de mínimo 1/3 en relación al SPF que se indica en el etiquetado.

3) Modo de empleo particular

Debido a la seriedad de los perjuicios que puede tener el exceso de exposición solar sobre nuestra salud, se han estandarizado un modo de empleo de una manera sencilla. Así como ejemplos, podemos encontrar las siguientes recomendaciones de uso.

Utilizar 30 minutos antes de la exposición solar. Aplicar una cantidad generosa bien extendida a lo largo de toda la piel. Renovar con frecuencia la aplicación al menos cada dos horas, o se tenga sensación de falta de protección en la piel.

4) Consejos de protección solar

Al igual que el modo de empleo, se suelen hacer unas advertencias o consejos sobre la protección solar y, concienciar al consumidor de la necesidad de uso de protector solar.

Utilizar un fotoprotector adecuado al fototipo de piel de cada persona. Evitar la exposición solar en las horas centrales del día por haber. Utilizar otros objetos de protección como son gafas de sol, sombrilla, camiseta, etc. Utilizar protector solar también en momento nublados o sin sol directo. No permanezca mucho rato al sol, aunque emplee un producto de protección solar. Mantener a los bebés y niños pequeños fuera de la luz solar directa.

5) Otras alegaciones

Gracias a la continua investigación y mejora de la ciencia, cada día vamos un paso más allá y no solo se protege a la piel frente a las radiaciones UV. Así en el mercado podemos encontrar muchos protectores solares que además contiene algunas de estas otras alegaciones:

  • Protección infrarroja: indicado como IR, mediante otro tipo de ingredientes como antioxidantes.
  • Protección a la luz azul: Suele indicarse como HEV. Esto está muy relaciona con la protección frente a la luz artificial producida por las pantallas. Se ha comprobado que la penetración de estas radiaciones es alta en nuestra piel, y contribuyen al envejecimiento prematuro de la misma. Sin embargo, es un campo que actualmente se está analizando.
  • Water-resistant: Resistente al agua.
  • Sweatproof:Resistente al sudor.
  • Rubproof: Resistente al roce.
  • Sansproof: Resistente a la arena, no pegajoso.
  • Con aceleradores del bronceado: Están formulados con ingredientes que favorecen la fabricación de melanina.

Un protector solar NUNCA deberá reivindicar “PROTECCIÓN TOTAL”, “BLOQUEANTE SOLAR”, o incluso “PROTECCIÓN 100%”. Son alegaciones que no son admitidas por las autoridades y nos deben hacer sospechar de la mala praxis de la empresa comercializadora. Son reivindicaciones fraudulentas y por tanto carecen de la seguridad cosmética necesaria.

Concienciación para la salud

Es tiempo de disfrutar del aire libre y del sol. Es uno de los placeres que cada día podemos tener, pero siempre debemos pediros precaución. No hemos querido ahondar en los perjuicios de la exposición solar en exceso, pero esperamos haberos hecho reflexionar en este aspecto. Concienciar a la sociedad del uso de protectores solares es una labor de todos y para todos.

Conjugando todos los posts sobre solares, podremos hacer una elección adecuada de estos productos cuando vayamos a comprarlos. Son muy importantes para nuestra piel y nos lo agradecerá nuestra salud.

Tenemos las “herramientas” para protegernos, solo debemos concienciarnos y usarlas. La prevención tiene un mayor efecto que la corrección. Así que, a partir de ahora, antes de salir de casa no olvidéis echaros un protector solar en la zona facial. Y si vais a hacer actividades al aire libre de manera prolongada utilizarlos en todo el cuerpo expuesto al sol y renovar con frecuencia su aplicación.

 

Escrito por:

Sheila Peña

Experta en Seguridad Cosmética

 

Atributos de imagen: Imagen de Lisa Larsen en Pixabay

¿Te ha parecido interesante? ¡Comparte!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest