SCIP, LA NUEVA BASE DE DATOS

BLOG 4 BICI

Antes de hablar del SCIP empecemos con lo fundamental, el significado de sus siglas:

Substance of Concern In articles as such or in complex objects (Products)

¿Qué es esto del SCIP que tanto vemos ahora en las news de la ECHA?

El SCIP es una nueva base de datos. Se refiere a los artículos y objetos complejos que contienen sustancias de la lista de candidatas en concentraciones por encima del 0,1 % en peso. Se establece bajo el marco de la directiva de residuos. Concretamente, el artículo 9 exige que cualquier proveedor de un artículo debe notificar a la ECHA la información relacionada con las sustancias altamente preocupantes que contiene (más conocidas como SVHC) de la lista de sustancias candidatas, en concentraciones superiores a 0,1% en peso. El mismo artículo 9 establece que la ECHA pondrá a disposición una base de datos para este efecto a la que podrán acceder los gestores de residuos y los consumidores bajo petición. Y esta base de datos es el SCIP.

¿Cuándo nos aplicará?

A partir de 5 de enero de 2021. ¡Dentro de nada!

¿Cuál es el objetivo del SCIP?

El objetivo del SCIP es conocer mejor los productos químicos contenidos en los artículos a lo largo de su ciclo de vida, sobre todo en la fase de residuos. Se pretende así reducir las sustancias peligrosas en los residuos, fomentar la sustitución de éstas por alternativas más seguras y establecer una mejor economía circular. O al menos contribuir a ello.

¿Me aplica a mí?

Te aplica si produces, ensamblas, importas o distribuyes artículos que contienen sustancias SVHC incluidas en la lista de sustancias candidatas, en concentraciones superiores al 0,1% en peso. En ese caso, deberás notificarlos en el SCIP a partir del 5 de enero de 2021.

En el caso de que seas minorista la cosa cambia. Si suministras los productos a los consumidores no estás obligado a presentar la notificación SCIP.

Y la pregunta del millón, ¿Qué sería un artículo y qué un objeto complejo?

Aunque es cierto que los dos van de la mano hay que aplicar un pequeño matiz.

Un artículo es un objeto, que, durante su producción, recibe una forma, superficie o diseño especiales que determinan su función en mayor medida que su composición química. Por ejemplo, una hoja de papel se considera un artículo dado que a pesar de ser una mezcla de sustancias químicas, lo que le da su función es el diseño que tiene.

Un objeto complejo seria varios componentes conectados entre ellos. Es decir que puede estar formado de artículos.

Un artículo seria por ejemplo una cuchara, una junta, una cuchilla, …

Y un objeto complejo sería un sacapuntas, un sofá, un motor de vehículo, equipo electrónico, partes de una bicicleta, …

¿Qué formato tiene el SCIP?

El formato de notificación, o el SCIP format, no es más que un xml compatible con IUCLID que debe ser remitido a la ECHA. Se puede generar con IUCLID, un programa que la ECHA pone de forma gratuita a vuestra disposición. Os lo podéis descargar desde su web. Siendo la versión 6.5 la más actualizada del programa.

¿Qué información debe contener la notificación SCIP?

El dossier SCIP debe contener la información siguiente acerca del artículo u objeto complejo:

  • Identificadores
  • Categorización
  • Características
  • Instrucciones para el uso seguro
  • Componente de objeto complejo: Nombre del artículo; Tipo de Identificador primario del artículo “ECHA article ID” que desde octubre 2020 es el “SCIP number”; El Valor del identificador primario del artículo facilitado por el proveedor del artículo al que se hace referencia: número SCIP (UUID)

Por lo tanto, la información que debes tener a mano para la notificación SCIP es…

  • identificación del artículo;
  • el nombre, el rango de concentración y la ubicación de las sustancias incluidas en la lista de sustancias candidatas;
  • cualquier información que permita un uso seguro del artículo y la correcta gestión del artículo una vez transformado en residuo.

¿Quién podrá acceder a esta información?

La información de la base de datos SCIP estará disponible para el público, en concreto, gestores de residuos y consumidores. La ECHA garantiza la protección de la información confidencial.

¿Qué ventajas tiene el SCIP?

El SCIP tendrá beneficios tanto para los gestores de residuos como para los consumidores.  Por ejemplo, permitirá a los gestores de residuos mejorar sus técnicas y fomentar el uso de los residuos como un recurso. En lo que se refiere a los consumidores, podrán conocer mejor los productos químicos peligrosos contenidos en los artículos. De forma que se fomenta “el derecho a preguntar».

Si te interesa más información respecto el SCIP, entra en el siguiente enlace.

Si necesitas ayuda para presentar tus notificaciones SCIP desde QUIMI-REACH estaremos encantados de ayudarte.

 

Atributos de imagen: Designed by Freepik

¿Te ha parecido interesante? ¡Comparte!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest